ES UN PRIVILEGIO

En mi contrato temporal con la existencia no tengo más intención
que la de amontonar sensaciones que hagan estremecer mi pecho,
 que dibujen una sonrisa en mi rostro, que me hagan exclamar
"Ha merecido la pena pasar este día".
Cuando tienes la certeza de que a cada tic-tac de reloj una vida se apaga,
adquieres la obligación de encender la tuya.
El primer mundo debería dejar de mirarse el ombligo.
Y yo formo parte de ese primer mundo. Hoy estoy triste.
Hoy he tenido tiempo para ver el telediario.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s