Duerme…

   
Comencemos el viaje por el mundo de tus sueños.
Yo te guiaré, no tienes nada que temer. Símplemente déjate llevar.
Has cerrado los ojos? Bien, ese es el primer paso.
Abandónate poco a poco, siente cómo tus párpados pesan cada vez más, deja que tu respiración se estabilice.
Buscaremos en tu subconsciente, recorreremos el pasillo de tus anhelos, huiremos de tus temores.
Yo te guiaré, aunque tus ojos no puedan ver donde pisas, confía en mí.
Qué tenemos aquí? Una puerta. La abriremos despacito, no hay prisa, el tiempo aquí es infinito.
Bien, abre los ojos, aquí comenzamos nuestra andadura. Estamos en la antesala de los sueños. Dónde quieres ir primero?
Me dejas elegir a mí…
El primer beso, uhh, veo que lo guardas en una cajita de cristal, cerca de una ventana donde siempre le dé la luz. Aún lo recuerdas verdad?
Ahora experiméntalo otra vez como si fuera hoy aquel día. Lo sientes? Esto no es nada, nos queda aún mucho camino por recorrer.
Cierra los ojos otra vez, deja que te guíe, entremos en una viaje recursivo. Pon la mano aquí y empuja suavemente.
Abre los ojos otra vez. Ves todas esas camas? En todas duermes tú, son todos los sueños que has tenido en tu vida, de algunos te acuerdas, de otros no, pero aquí están todos.
Para repetir el sueño no tienes más que acostarte en la cama, en la que quieras. No, no sigas por ahí, no ves cómo se agita? Eso es una pesadilla. Que no tienes miedo? Entonces entra, te despertaré en un momento, no quiero que sufras, no aquí, en tus sueños.
Ves a esa niño? Ese eres tú con cinco años. Observa cómo esa sonrisa no se borra de su rostro, fuiste feliz. Quieres saber con qué está soñando? Sí? Sólo tienes que desearlo y tumbarte con él en la cama.
Las paredes no existen en esta habitación, las camas llegan más allá de lo que puede abarcar la vista, el cielo es el único techo y bajo tus pies hay una nube.
Mira quién está en esa cama, eres tú esta misma noche, soñando que entras en tus sueños. No es increible? Ese es el único sitio que no puedes pisar de esta habitación. Ya, ya sé que te encantaría entrar, lo veo en tu sonrisa.
No podemos estar más tiempo en la habitación de tus sueños, es demasiado arriesgado. Dónde quieres ir? Podemos navegar por tus recuerdos, por todo aquello que creías olvidado. Veo que te entusiasma la idea. Dame la mano y cierra los ojos. Por qué? Porque no debes conocer el camino, es peligroso que entres tú sólo. Pero no te preocupes, siempre que me llames vendré.
Abre la puerta suavemente. Eso es, ahora puedes abrir los ojos. Sí, hace tiempo que no entra nadie aquí verdad? Está todo lleno de polvo. Aquí se almacenan los primeros años de tu vida. Mira, esta es la primera vez que viste la luz y, ahora, puedes sentir lo mismo que experimentaste en ese instante. Sorprendido eh? Esto no es nada.
Gira un poco la manivela, pero no mucho, adelanta apenas unos meses. Ves? Son tus primeros pasos. Es increible poder experimentar lo mismo otra vez. Te sentías feliz, pletórico, vivo. Observa la cara de tus padres, casi están llorando de la emoción.
Aquí está impreso tu pasado, tu presente e, incluso, tu futuro. Sí, has oído bien, tu futuro. Qué? Que quieres verlo?! No te dejaría nunca. Si ves tu futuro ya no será tu futuro, será una historia que querrás cambiar y, entonces, se desmoronará. Y no, no te dejaré ver el día de tu muerte. Ya sé que no me lo has preguntado, pero lo hacen siempre, todo el mundo tiene curiosidad por saber cómo será el día en que deje este mundo. Ni siquiera yo lo he visto, y no lo quiero ver, porque ese día una parte de mí morirá contigo y nunca podré volver a velar tus sueños.
Ves estas alas? Sólo puedo usarlas aquí dentro, fuera no soy nadie. Fuera de esta mente soy una persona anónima, alguien con quien quizá nunca llegues a cruzarte. Además, tengo otra forma, no me reconocerías. Y yo no podría decirte nada, son las reglas.
Creo que hemos tenido suficiente por hoy. Además, va a sonar tu despertador en un momento. Es más, seguramente no recuerdes este sueño, nunca lo recordáis.
Volveré por aquí otro día, nos queda mucho por ver. No me esperes, aparezco de improvisto y me voy antes de lo que desearía. Aunque no me veas, siempre cuido de ti mientras duermes.
Quién soy?
Nada y todo a la vez. Una vieja o nueva amiga anónima o conocida, o quien tú quieras…es tu sueño recuerdas?? y si amaneciera… nos iríamos..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s