Hay días…

Hay días en los que camino en duermevela. Días en los que no me importa estar así, así como sea…
Hay días en los que me gusta soñar
Otros en los que aterrizo a este mundo, días en los que me levanto a las 5 de la mañana para ir a trabajar, días para hacer la colada, para ir como una buena maruja a hacer la compra buscando las ofertas de cualquier soñador…
Hay días en los que la noche se hace infinita, entre humo y risas de buenos amigos.
Hay días de añoranza y de nostalgia
Dias de melancolía
Hay días en los que moriría por unos mimitos
días en los que me gusta bailar sola en casa
Hay días en los que robaría besos al salir a la calle
días en los que reniego
Hay días en los que dudo de la dignidad del ser humano…
y hay otros días en los que las circunstancias lo justifican todo

Hay días en los que se me olvida que son lo que son para los demás. La mayor parte del tiempo se me olvida…
Hay días en los que no creo que la vida les haya acompañado bien en su camino…
Hay días en los que me cabreo cuando pienso que para muchos las oportunidades son pocas
Hay días en los que lucho con uñas y dientes contra el “aquí el que no corre vuela”
Hay días en los que extraño tu mirada
días en los que tengo revolucionadas las hormonas
Hay días en los que me gusta escuchar a solas canciones de amor
Hay días en los que me apetece todo
Hay días en los que no me apetece nada y también estoy bien
Hay días en los que viajo desde el sofá
y otros en los que planifico para después modificar sin parar.

Y es que la vida es eso… Estar en el momento que quieres en el sitio que te pide el cuerpo. Aunque lo siguiente no tenga nada que ver con lo anterior…

Hay días en los que sé que aún me quedan muchas cosas por hacer, muchos sitios por conocer, nuevas sensaciones que descubrir, nuevos sabores, nuevos olores.
Hay días en los que me arranco por bulerías
Hay días en los que siento que el mayor tesoro es la libertad
Hay días en los que te susurro para que vengas a dejarme tu olor en la almohada, hay días en los que te grito para que vengas a amarme en silencio… Hay días en los que te digo… “Ya puedes…, ya puedes entrar”.

Hay días en los que brindo por la vida, por el planeta, por los viajes, por el amor, por la melancolía, por las sonrisas, por los colores, por extrañarte… Por todo lo que nos queda por vivir.
Hay días en los que me gustaría saborearte con una copa de vino y besarte sin urgencias.
Hay días en los que no me apetece nada, y no me importa
Hay días en los que sigo soñando
Hay días en los que extraño a ese buen amigo que marchó a dos mil kilómetros, amigo al que me apetecería abrazar…
Hay días en los que sonrío por cualquier cosa
Hay días en los que confío porque en el fondo sé que estoy hecha para confiar

Hay días….
Hay días para todo
Hay días en los que sonrío con ligereza
Hay días en los que me encanta pasear
Hay días en los que bailo al compás de la música de cualquier pasillo del metro
Hay días en los que estar a solas es mi mejor regalo
Hay días en los que te regalaría mi alma
Hay días en los que te arrancaría la camisa para robarte un beso canalla en cualquier esquina
Hay días en los que lloro en silencio, sin sentir ni padecer

Hay días en los que sabes que las heridas de guerra cada vez cicatrizan antes aunque duelan igual.
Y te tiras una y otra vez de cabeza a la vida, porque para eso está, para vivirla, para sentirla….
Hay días en los que me regalo margaritas, poesías, canciones y besos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s